Convocatoria: Nuevo curso del Taller del Juguete

muneco-detela

Imagen | Publicado el por

Aldo Magnani en la Sala Boglione

Esta galería contiene 24 fotos

Galería | Etiquetado

PONELE CHISPA O HACETE HUMO, en el Hall del Patio

Esta galería contiene 17 fotos

Galería

HELIOFANÍAS, en el Hall del Ingreso

Esta galería contiene 9 fotos

Galería

Convocatoria: SEXTO ENCUENTRO DE INTERCAMBIO DE TARJETAS “UNO X UNO 2016”

Te invitamos a participar del Sexto Encuentro de Intercambio de Tarjetas Uno x Uno 2016, el jueves 29 de septiembre a las 16 h. El evento se llevará a cabo en Plaza O’Higgins, Av. Ntra. Sra. del Rosario y Castro Barros.

UNO X UNO 2015-035

El encuentro tiene por objetivo propiciar la circulación de la obra en un espacio no convencional. Las tarjetas de intercambio son trabajos que exploran diferentes medios expresivos, producidos para ser canjeados sin mediar ningún tipo de comercialización con dinero.

Condiciones para realizar tus tarjetas de intercambio:

  • Medidas: 64 mm x 89 mm, vertical u horizontal.
  • Técnica y material: grabado, pintura, collage, dibujo, arte digital, fotografía, escritos, etc. ¡Todo lo que se te ocurra!
  • En el dorso de cada tarjeta detallar los siguientes datos: “Sexto Encuentro de Intercambio de Tarjetas Uno x Uno”, nombre y apellido, técnica, fecha de edición, numeración de tarjeta, dirección de e-mail.
  • Cantidad: un mínimo de 30 tarjetas por autor, sin límites en el tope máximo. Podés presentar una o más series, siempre que completen las 30 unidades.

UNO X UNO 2015-021Aclaración: Más allá de la técnica elegida —no todos los procedimientos contienen per se un carácter serial, ofreciendo la posibilidad de copia múltiple—, las tarjetas tienen que sostener la “categoría de serie”, entendida como una producción articulada a partir de un eje o idea creadora que hilvana el conjunto.

Importante: una tarjeta de cada serie permanecerá en poder del organizador del evento.

Organiza: Gráfica de La Musto, Taller de Divulgación de la Estampa

Publicado en Convocatorias, Gráfica de La Musto, Institucional, Uno x Uno

LA CARPETA FOTOGRÁFICA en Matinée Editorial

Matinée editorialEl próximo viernes 5,  de 18 a 23 h, en el Centro Cultural La Toma, podés visitar A4. Matiné de Ediciones Experimentales, un evento organizado por AAPIE, la Asociación de Amigos de la Publicación Independiente Experimental.

La Carpeta Fotográfica, tanto en su primera como en su segunda edición, estará presente en este encuentro.  Un orgullo compartir vitrinas con Andrei Fernández (Tucumán), Arcadia libros, Boba (La Plata), Casa 13 (Córdoba), Danke, Ediciones Gula,Éditions du cochon, Estefanía Clotti, Feli Punch, Foto Crazy, Fuerza y Posibilidad Ediciones, Iván Rosado, La Magdalena de Hoy, Lucas Di Pascuale (Córdoba), Lucio V. Ediciones (Matías Sarlo), Marquitos Sanabria (Mar del Plata), Parientes [Lucas Mercado / Julia Acosta] (Paraná), Pedro Argel (Mar del Plata), Río Amigo, Talismán Tradición (Buenos Aires), Victoria Rodríguez, Agustín González, Fede Gloriani, Florencia Caterina, Ángeles Ascúa, Pablo Silvestri, “Colecciones” (2016), Amadeo Azar, “Some shadows leave the city” (2015), Renata Minoldo, “Unknown Catalogue” (2015), Ana Wandzik

 

Publicado en ÁREA FOTOGRAFÍA, Ediciones, Encuentros, Eventos | Etiquetado

ESCENAS DE SALADILLO: OBRAS DE ALDO MAGNANI, en la Sala Boglione

En una actividad abierta al público interesado —y especialmente dirigida al alumnado de La Musto y de la Cátedra de Arte Argentino de la Escuela de Bellas Artes de la UNR—, la muestra se inaugura el jueves 18, a las 18 h,  con una visita guiada que nos ofrece Guillermo Fantoni, su  prestigioso curador.  Fantoni es historiador del arte, catedrático de Arte Argentino e investigador de carrera de la Universidad Nacional de Rosario. La muestra puede visitarse hasta el 30.09.16

ALDO MAGNANI -002

La vida en un barrio

Tuve las primeras noticias sobre Aldo Magnani a fines de la década del setenta a partir de los textos y las reproducciones contenidas en el catálogo de una significativa muestra realizada, en septiembre de 1973, en la Galería Carrillo. Muchos años después, esa referencia me pareció lo suficientemente interesante como para contactarlo y convocarlo a participar de La Diversidad de lo Moderno, la exposición dedicada al arte rosarino de la década del cincuenta que organicé en 2011. Desde entonces, la amistad y la admiración que suscita su obra fueron creciendo, a tal punto que incluí a modo de homenaje varias de sus pinturas en El Realismo como Vanguardia, la exposición destinada a compendiar las obras del grupo de la Mutualidad Popular de Estudiantes y Artistas Plásticos, la emblemática agrupación de Rosario liderada por Antonio Berni en los años treinta. Así como inicié el recorrido de un sector de la muestra dedicado a “la adhesión a la realidad” con las pinturas de Luis Ouvrard, que no había integrado la agrupación pero había sido amigo y compañero de Berni, finalicé ese núcleo con un importante conjunto de pinturas “sociales” de Aldo, quien tampoco había participado de esa entidad pero había conocido posteriormente a varios de sus miembros y prácticamente —como un heredero de sus concepciones—, mantenido firmemente la idea de que el arte debe traslucir, con la mayor claridad posible, el pensamiento y las posiciones del artista. En este caso, un artista que desde los dieciocho años mantuvo militancia en la izquierda, y que por esa razón desarrolló, con particular énfasis desde los años cincuenta, un “realismo moderno” comprometido con los problemas sociales que percibía como urgentes y sustanciales.

Podría decirse que la vida —con todo lo que ALDO MAGNANI -001este término implica— cabe en los lindes de un barrio y que a su vez, como si fuera el puño de una mano, cabe en la pintura que lo representa tal como ocurre con la obra de Aldo Magnani; una producción dedicada, casi de un modo exclusivo, a los escenarios y personajes de Saladillo y, del mismo modo, a sus aledaños como los míticos descampados de La Basurita que alimentaron obras de la literatura y de la plástica. Sin embargo, no es el primer artista dedicado a plasmar aspectos de Saladillo: Manuel Musto y Augusto Schiavoni, por ejemplo, dedicaron amplios segmentos de sus obras a representar las casas, los jardines y los fondos poblados de árboles, característicos del mundo íntimo y distendido que precedió la radicación del frigorífico y otros emprendimientos industriales que cambiaron la faz de la zona. Sin embargo, la obra de Magnani, mucho más tardía, registra en nuevas claves estéticas e ideológicas, otros aspectos temáticos que irrumpieron aproximadamente en los años treinta cuando los campos de tierra arada que fascinaron a la primera generación de artistas rosarinos cedieron el lugar a un nuevo escenario que desde entonces comenzó a gravitar con intensidad en el universo del arte: el suburbio, con sus casas, sus calles y su gente. En ese sentido, el artista cultivó durante gran parte de su vida un identificable repertorio de temas: paisajes suburbanos y fabriles, retratos de obreros y mujeres trabajadoras, escenas con los niños y animales que merodean en las periferias.

ALDO MAGNANIEste artista, entrañable amigo de Alfredo Cartegni —cuyo hermano, también pintor, había pertenecido al grupo de Berni—, tomó contacto con las obras de los miembros de la Mutualidad, tiempo después de su disolución, a través de una exposición organizada por la AIAPE, la Asociación de Intelectuales, Artistas, Periodistas y Escritores, en los años cuarenta. También conoció personalmente a varios de ellos por compartir ideas y actividades políticas y frecuentó, con particular asiduidad, a Gambartes, Grela y Sívori. Influido particularmente por este último y como miembro del Grupo Síntesis, Magnani cultivó un realismo sustentado por la geometría que sostuvo largamente y con una convicción militante hasta fin de los años setenta. A partir de las dos primeras muestras del grupo, realizadas en mayo de 1951 y en junio de 1952,  con el lanzamiento de dos manifiestos, sus artistas presentaron no sólo sus realizaciones pictóricas y gráficas sino también sus singulares convicciones estéticas. Textos y obras que actualizaban ideas corrientes en el período de entreguerras y deudoras, en  última instancia, del poscubismo de André Lhote que Sívori había internalizado fuertemente: después de las dislocaciones del lenguaje producidas por las primeras vanguardias era necesario que el arte volviese a confrontarse con la realidad. En consecuencia, se trataba de establecer un equilibrio entre realidad objetiva y subjetivismo artístico que en esa nueva situación, y como alternativa a la gravitante polaridad entre abstracción y figuración, se expresaba en el concepto de una “síntesis plástico realista”. En otras palabras, la singular combinación de orden mental y apuntes del natural que Aldo Magnani desarrolló por varios años, ya concluida esa experiencia de grupo, hasta que un cambio de las condiciones históricas acaecidas en la segunda mitad de la década del setenta lo llevaran a abandonar sus recorridos por los alrededores de Saladillo y con ello, necesariamente, la práctica de la pintura.

Aldo Magnani (Rosario, 1922) A mediados de la década del cuarenta se incorporó a la Escuela Provincial de Artes Plásticas, egresando de la misma en 1950. Sin embargo y por un breve lapso tomó clases en la recientemente fundada Escuela Municipal de Artes Plásticas Manuel Musto donde protagonizó una huelga estudiantil en apoyo a su primer director, el experimentado artista Eugenio Fornells. Cuando Ricardo Sívori habilitó su taller concurrió al mismo para perfeccionarse en composición y teoría del color y con varios de sus compañeros secundó a este maestro en la fundación del Grupo Síntesis cuyos primeros manifiestos se dieron a conocer en 1951 y 1952. Paralelamente con Juan Grela incorporó nuevos elementos técnicos a su oficio como grabador e integró el núcleo que fundó, en 1954, la Agrupación de Grabadores de Rosario y, en ese sentido, fue designado por Amigos del Arte para integrar el Jurado de Selección y Premios en el Salón que organizaron y auspiciaron ambas entidades. A lo largo de su carrera como creador, su obra ha sido seleccionada para integrar muestras panorámicas como 20 Años de Permanencia en la Pintura (Galería Carrillo, 1973); La Diversidad de lo Moderno. Arte de Rosario en los Años Cincuenta (Fundación OSDE, 2011); y El Realismo Como Vanguardia. Berni y la Mutualidad en los 30 (Fundación OSDE, 2014). Asimismo, su actividad ha sido reseñada en los catálogos y libros de las muestras señaladas así como también en Cronología del arte en Rosario y Crónicas, documentos y otros papeles, los volúmenes publicados por el crítico y coleccionista Isidoro Slullitel en 1968 y 1971.

Si querés leer una entrevista a Magnani, picá el siguiente link: ALDO MAGNANI EN PALABRAS-Entrevista

 

Publicado en Muestras | Etiquetado ,