Nota en La Capital (click en la foto para leerla)

Imagen

Captura de pantalla completa 15092015 085043 a.m..bmp

Anuncios

REFLEXIONES CONSTRUCTIVAS, en la Sala Boglione

Mirá que lindo lo que dice Omar sobre su muestra en la sala Boglione:

Es para mi de suma importancia haber sido recibido en este lugar histórico, que me permite a su vez cumplir, casi 20 años después, con una invitación realizada por Osvaldo allá por el noventa y seis que no pude realizar en su momento, y que ahora felizmente concreto exponiendo en esta hermosa sala que lleva su nombre. Para mí no es una muestra más, es una instancia importante en mi producción actual —muy bien interpretada por Eladia Acevedo en el texto que presenta la muestra, y que agradezco especialmente—, exponiendo trabajos relacionados a una estética constructiva que tiene que ver con mi identidad y la búsqueda de mis raíces. Elegir este espacio para mostrar mi obra, obtiene así una valoración cualitativa, que ha sido reafirmada por la generosa respuesta recibida, de directivos, docentes y alumnos. Destaco el concepto en las palabras de su director de que la escuela Musto no solo brinda un lugar de exposición, sino que ofrece un ámbito de trabajo analítico y reflexivo en sus talleres —con la producción de sus alumnos y con las obras de los expositores de turno—, ampliando el campo de trabajo en las áreas técnicas y avanzando en la conceptualización del hecho artístico, estimulando inquietudes, en una tarea dialéctica que a todos beneficia. Agradezco la posibilidad de haberme permitido participar interactuando en esta experiencia integral que permite crecer en comunidad. A todos un fuerte abrazo.

José Omar Henry, Rosario, agosto de 2015

 

José Omar Henry, en la Sala Boglione

El jueves 13, a las 18 h, inaugura Reflexiones Constructivas, en la Sala Boglione. Podés visitarla hasta el 25.09.15.

La muestra que nos presenta Henry surge de una peculiar introspección hacia su poética. Comparte aquí la conexión de su obra reciente —pinturas en la que trabaja desde hace dos años—, con un grupo de piezas realizadas por De la serie él a fines de los ochenta, a las que recurrió intencionalmente y como punto de partida para el desarrollo de su nueva producción. Ambas instancias, exhibidas conjuntamente, se articulan en lo esencial de sus inquietudes pictóricas. El señalamiento de la fecha no es arbitrario, alude al tiempo en que el artista se encuentra con el pensamiento profundo de Torres García, y descubre en los lineamientos conceptuales del Universalismo Constructivo, ciertos parámetros que lo interpelan y a la vez lo estimulan en su búsqueda por generar una estética personal. Henry regresa a ese momento clave de su recorrido —y evoca el legado del maestro uruguayo a quien reconoce como su gran motivador, aún sin adherir plenamente a su rigurosidad teórica—, para retomar el camino desde una mirada autorreferencial.

La austeridad compositiva y formal se concentra en la espacialidad, preocupación constante en su trabajo, y en el sutil tratamiento del color. Planos geométricamente delimitados sobre grandes superficies, emergen del juego lineal planteado por la estructura ortogonal; la amplia paleta que utiliza deviene en neutralidad cromática luego de su singular procedimiento “puntillista”, los tintes vibran dentro del entramado matérico. La atmósfera creada ofrece una imagen despojada, donde ningún elemento visual ejerce un particular protagonismo.

Esta síntesis constituye una elección, un posicionamiento acerca de la riqueza de la pintura como lenguaje abierto y sugerente, como campo de posibilidades que contiene múltiples variables significativas; Henry nos invita a introducirnos en ellas, nos propone un acercamiento a su obra mediante una exploración sensible y perceptiva.

De la serie

 José Omar Henry Zeballos (Minas, Uruguay, 1949): En 1984 se radicó en Rosario, Argentina, ciudad en la que desde entonces vive y trabaja. De formación autodidacta, expone individual y colectivamente desde el año 1982. Prolífico y activo, ha realizado numerosas muestras en diversos espacios culturales y museísticos de nuestro país, en Rosario, Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Santa Fe, Salta; entre otras ciudades locales. En el exterior ha expuesto en prestigiosos eventos: Pintores Latinoamericanos, Jesse & Raymond Gallery, Panamá, República de Panamá, 1994; Nuevas Propuestas del Arte Argentino, Galería Nacional de la Ciencia y la Cultura, Pabellón de Exposiciones, San José, Costa Rica, 1995; Pintura Argentina Joven, CCI, Rouen, Francia, 1995. Así mismo, desde su radicación en Argentina, se mantuvo vinculado por varios años con la actividad artística de su tierra natal; ha presentado su obra en Galería Bahiamar, Piriápolis, 1984; en Casa de la Cultura de Minas, 2001; en la Sala de Arte C.F. Sáez del  MTOP, Montevideo, 2001; y en Casa de la Cultura de Maldonado, 2002. Obtuvo importantes distinciones a su trabajo, entre las que se destacan: Premio Adquisición Pintura, Salón Nacional de San José, Uruguay, 1982; Segundo Premio Adquisición Pintura, II Salón Nacional de Arte Joven-Pintura, Rosario, 1992; Premio Adquisición Pintura, LXX Salón Nacional Anual de Santa Fe, 1993; Gran Premio Pintura, XIII Salón Pro-Arte Córdoba, 1994; Premio Adquisición Pintura, XXVIII Salón de Artistas Plásticos Rosarinos, 1996; Primer Premio Pintura, LXXIV Salón Nacional de Santa Fe, 1997; Primer Premio Pintura, I Salón Nacional de Salta, 1998; Mención Especial, Salón Peñarolenses en el Arte, LATU, Montevideo, Uruguay, 1999; Mención Pintura, I Bienal de Pintura de Rafaela, 2002; Mención Pintura, Salón Nacional de Artes Plásticas de San Nicolás, 2007; Premio Adquisición, XIV Salón Nacional de Pintura J. A. Nardín, Avellaneda, 2012.