OPERATIVO LABORATORIO

Desde hace 15 años, el Taller de la Fotografía de La Musto ha sumado reconocimiento y aprecio. Tal vez uno de sus méritos más importantes sea el de haberse convertido en un lugar de resistencia de la fotografía analógica. Cuando las nuevas tendencias en fotografía indicaban el triunfo de la tecnología digital, La Musto decidió apostar a defender el trabajo en el laboratorio blanco y negro. La reforma del edificio en el 2004 nos dejó un cuarto oscuro maravilloso, con nueve estaciones de trabajo que fueron aprovechadas por decenas de alumnos en estos años.

El tiempo ha pasado, y estamos en una situación compleja: los equipos muestran el deterioro lógico del uso intensivo. Y resulta que nos encontramos en un problema que excede la cuestión económica. El cambio de paradigma en la fotografía –el auge de la tecnología digital en detrimento de los tradicionales protocolos analógicos–, va sacando del mercado elementos que son de primera necesidad en un laboratorio como el nuestro. Una parte importante del equipamiento es casi imposible de conseguir en estos días.

En este punto, y a poco de iniciar los talleres 2012, comenzamos con el OPERATIVO LABORATORIO

Si en tu casa tenés ampliadoras, timers, cubetas, luces de seguridad, tanques de revelado, marginadores, lentes, o cualquier otro accesorio del laboratorio fotográfico, y no utilizás este equipo, y querés que alguien haga buen uso de él, ¡donalo  a La Musto! Mandanos un mail a carteleramusto@gmail.com, para arreglar los detalles de la entrega.

¡Más espacio en tu casa, más alumnos felices en el laboratorio!

Esta entrada fue publicada en Fotografía. Guarda el enlace permanente.